Toda la información de los festejos de Vendimia - Mendoza

Candela I de Las Heras compartió una “Tarde de Reinas”

La reina de Las Heras, Candela Ávila, invitó a cinco soberanas nacionales de mandato cumplido a tomar el té y dialogar sobre Vendimia y sus experiencias como Reinas Nacionales.

Candela Ávila, Reina de la Vendimia de Las Heras, compartió una tarde de té en el Park Hyatt Mendoza con cinco admiradas reinas de mandato cumplido para saber más sobre las vivencias de la fiesta nacional y escuchar sus consejos.

Josefina Di Pietro, Reina Nacional de 1946 por Las Heras; Marcela Perdigués de 1982 por San Rafael; Marcela Gaua de 1988, representante de Tunuyan; María Paula García del 2007 por Guaymallén y Wanda Kaliciñski 2012 por Las Heras fueron quienes la acompañaron en una charla amena y de amigas.

Las seis mujeres disfrutaron una exquisita mediatarde mientras dialogaron de los temas de Vendimia en agenda como: “Reina sí, Reina no”, resignificar el rol de la mujer, la tradición de Vendimia, el empoderamiento de la mujer, sus derechos y los cambios que la realidad demanda.

Además, las soberanas de mandato cumplido también pudieron conocer más de cerca a Candela, la candidata lasherina, y todas se mostraron muy a gusto con la iniciativa de generar un espacio para conocerla y compartir modos de pensar, además de darles la posibilidad de reencontrarse con reinas de otros años.

“Creo que es un muy interesante espacio que ha generado la Municipalidad de Las Heras para que conozcamos cómo piensa Candela, qué cosas hace, y sinceramente hemos podido ver que ella es una mujer que trabaja en varios proyectos sociales a la vez, está formada en la música y la fluidez con la que habla y la claridad conceptual que tiene, la verdad me encantó conocerla”, afirmó Marcela Gaua, la reina del ’88 tan recordada por los mendocinos por su carisma y su trato dulce y amable.

En la charla también surgieron los consejos para Candela, las recomendaciones de seguir estudiando y no dejar de comprometerse por la sociedad fueron los puntos en los que coincidieron las cinco soberanas.

“Yo le recomiendo a Candela que no pierda esa autenticidad y frescura que tiene y que disfrute de esta experiencia. Es una mujer bella, está muy bien capacitada, conoce todas las riquezas de Las Heras, así que ojalá tengamos reina nacional”, manifestó contenta Josefina Di Pietro, la primera reina nacional que tuvo el departamento norteño en 1946.

Candela Avila junto a Josefina Di Pietro

Del mismo modo se expresó Marcela Perdigués, la reina que en 1982 llegó desde San Rafael para ser coronada. En el encuentro se mostró muy halagada por la invitación y afirmó que “tener un contacto así, frente a frente, también es Vendimia, es calidez, es esa cercanía con el otro, me parece una gran iniciativa de Las Heras. No conocía a Candela, ella es sumamente agradable, es una gran creadora de proyectos sociales muy vinculados a su Uspallata querida, porque lo ha nombrado todo el tiempo, cosa que me parece grandioso. Ella es íntegralmente linda, una belleza que no es solo carcasa, sino es su interior, su seriedad a la hora de asumir sus proyectos, tiene una cantidad de condiciones que me han fascinado siendo tan joven”.

Las charlas sobre los diferentes temas se dieron con gran armonía y atención entre todas, con coincidencias y respeto ante las opiniones diversas.
Al respecto, un tema que se llevó gran parte de la tarde fue el debate actual sobre la elección de la reinas vendimiales.

Desde las distintas generaciones presentes en la mesa se plantearon las visiones personales. María Paula García de Guaymallén, electa reina nacional en el 2007, comentó: “Hablamos de resignificar el rol de la reina en los tiempos que corren. En lo personal creo que sigue siendo un tema para debatir en un marco de respeto, de responsabilidad y de admiración para nuestra historia de Vendimia, valorar el rol de la mujer y ver de qué manera juntas podemos hacer camino” sintetizó la soberana.

Del mismo modo, la lasherina Wanda Kaliciñski, reina nacional del 2012, coincidió en que es un tema que no debe tomarse a la ligera y que debe analizarse mucho. “Hay que resignificar el rol de la reina para darle sentido y que no sea sólo un objeto de decoración. Más allá de una cuestión de tradición y de actividad económica de la provincia, es un rol que se le ha dado históricamente a partir del año 1936, desde que tenemos reina de la Vendimia, y quieras o no, es una mujer en un cargo –si querés llamarlo así- por un año, que puede llegar a muchos sectores, y me parece que la eliminación sin repensar nada, no tiene mucho sentido”, opinó la abogada, que en la actualidad se desempeña en la comuna de Las Heras.

Con admiración y sin perderse un detalle Candela aprovechó para preguntar y conversar con las invitadas: “Poder dialogar con tan tremendas mujeres, conocer su experiencia y a ellas ha sido emocionante, he pasado una tarde muy feliz. Hemos hablado de todo, contado anécdotas, figuras, escuchando sus consejos. Me llevo en el corazón un aprendizaje hermoso y cinco nuevas amigas”, dijo Candela Ávila, al despedir con abrazos a sus invitadas.

Al caer la noche y cerrar una tarde compartida de charla y risas, las seis mujeres se despidieron, con la promesa de volver a reunirse.

Seis bellezas que representan un momento de la historia de Vendimia, seis mujeres que están en el corazón de su pueblo, de aquel departamento al que representaron o representan y que hoy orgullosas comparten a través de sus vivencias, mientras la joven lasherina sueña con llegar a la corona nacional como ellas alguna vez lo soñaron.

 

Prensa Las Heras

Comentarios
Cargando...